Casa Berger Ver más Stands

Casa Berger

Pequeño pero matón

El pequeño stand de Casa Berger representa el nuevo y diferente enfoque de los hermanos Virgili sobre el mundo vinícola. Son la nueva generación y lo hacen pisando fuerte, con mucho carácter y buen humor.
De estilo descarado el diseño de este stand representa una fábrica clandestina de alcohol. Un ambiente industrial, irónico y canalla sobre el que resalta un bucólico carrito de los helados. Este carro se diseñó expresamente para la presentación del nuevo producto Berger, el “Sorbet” de vino blanco y rosado. Se realizó con una estructura metálica lacada blanca y forrada por paneles de pvc impresos con sus motivos gráficos.
Las paredes del stand están llenas de tubos metálicos y todo tipo de cachivaches recuperados de las propias bodegas Berger. A un lado de la escena encontramos el camión repleto de cajas que soluciona las funciones básicas de almacenamiento y expositor de producto a la vez.
También se inventó el “Trompímetro”, sin duda la atracción del evento. Este funciona igual que un alcoholímetro, midiendo y valorando aunque a “su manera” la cantidad de alcohol que se ha ingerido.

ClienteCasa Berger
Superfície24 m²
Año2016
CiudadBarcelona
Fotógrafo

María Pujol